Un trienio solo en la fórmula 1.

“Y nos dieron los tres, 3 años en F1”

Génesis de la escudería. Foto; Campos Meta

Igual que el monologuista Goyo Jiménez es especialista “en temas americanos”, yo cada día me estoy haciendo más especialista “en temas hacherretianos”, claro está, los referidos al extinto, finado y difunto equipo español de Fórmula 1, que como decía aquella famosa frase, entre todos lo mataron y él solito se murió”, frase que viene a decirse cuando varios sujetos, normalmente muy manazas o lerdos, que intervinieron para crear un problema, ninguno de ellos asume a posteriori responsabilidad alguna. Y aquí, los sujetos a los que me refiero, tienen un nombre: Thesan “Sin Capital”, nada, cero, nulo.

Hispania Racing F1 Team. Estreno-Bahrein 2010

Y quisiera tratar lo que bien está comentado, en un artículo de principios del año 2011, hace por tanto ya dos largos años, en la 2ª temporada en la Fórmula 1 del conjunto español entonces conocido por Hispania Racing F1 Team, presidido quizás por alguien de infausto recuerdo, que formaba parte del ”selecto” club de la burbuja, esa llena de cemento, carretillos, grúas y ladrillos mal puestos a precio de oro, conocido por José Ramón Carabante, que podría escribirse así: Cara@bante.

El artículo al que me refiero lo firma Nacho Cardero (1) y en él nos daba una amplia descripción del citado “personaje”, que por cierto no era murciano sino malagueño y desde luego nunca construyó nada digno ni racional. Nos cuenta que la mayor pericia del ínclito, su más refinada habilidad, era el manejarse entre unos papeles llamados pagarésy cheques al portador, fenómeno solo conocido en este país, pero con el gracejo típico español, eso que muchos llaman picaresca, de hacerlo sin dinero, sin un duro en el bolsillo, pues siempre aparecía algún primo que lo ponía, e incluso alguno que lo tenía y todo. 

Torre “Titania”.

Así que dando algún que otro “palo”, se instaló en un edificio llamado pomposamente Hispania, frente a algo tan español, también ampuloso y engolado como El Corte Inglés, que por cierto vende paño nacional y nunca lo hizo de nada venido del viejo imperio británico, “Old British Empire”, y que vendió hace tiempo una torre en Madrid con un nombre parecido, Titania, de color verde y en un solar “fruto” de un “curioso” incendio, el del edifico Windsor.

Así que un día por simple azar Carabante entró en eso llamado “circo de la Fórmula 1” tutelado por un “periodista futbolero” llamado José Ángel de la Casa, que mira tú qué casualidad, era directivo de una compañía de marketing llamada Meta Image, que fue quien le puso en contacto con un ex piloto de fórmula 1, llamado Adrián Campos, también director de la escudería Campos Racing en GP2. El bueno de Adrian llevaba intentando más de 12 años poner un “Spanish Team” en la parrilla de salida de un gran premio de F1. Sólo faltaba el factor quizás más importante, el dinero, “the money”, en castizo “la guita, la pasta”.

Campos comunica a Meta Image su proyecto y claro está, aporta el capital necesario. La respuesta fue que “no habría el más mínimo problema” y le trajeron ni más ni menos que a Carabante. El constructor comienza con una aportación en Campos Meta F1 Team, nombre del futuro equipo de F1 y claro está, con sus mañas y malas artes de ladrillero, fue poco a poco eliminando accionistas hasta convertirse en el patrón del chiringuito, del tinglado. 

La cosa se puso tan desagradable que Adrian terminó saliendo de SU proyectomientras “tito Bernie” colocó un personaje de dudosa reputación junto a Carabante llamado Colin Kolles, ni más ni menos que de origen transilvano. Recordemos entonces lo de “se junto el hambre con las ganas de comer”. Las acciones de Adrian Campos finalmente, fueron compradas con un crédito solicitado y concedido con presteza por el Banco Popular


A Cara@bante siempre le costó relacionarse fuera de “su ambiente” y hasta el presidente de la región de Murcia, Luis Ramón Valcárcel, le rehuía a pesar de que su gobierno “patrocinaba” el equipo Hispania Racing F1 Team, con 3 millones de € anuales a cambio de poner una pegatina en el coche, que sólo se veía con microscopio y de cerca. Valcárcel no acudirá a la presentación del equipo, desde luego todo un síntoma de animadversión. Parece ser que tampoco abonara posteriormente el patrocinio pactado, ni un solo euro.

Su único aliado reconocido decían, era un tal Trinitario Casanova, un clon de Carabante con el que comparte-participa desde hace tiempo, modo de “hacer negocios” e incluso edificio. Casanova fundó el Grupo Hispania y tenía algunas acciones parece ser del Banco Popular. Cuando el precio de las acciones inició el desplome bursátil, el banco le apremió y Carabante salió en su ayuda comprándole el grupo por 100 millones de €, eso sí, a su manera, abonando 50 millones de € en metálico y el resto “para después”. Así que todo acabó en los juzgados y tras una sentencia, se apremió a Carabante a pagar 35 millones de € a su antiguo “socio”. 

Carabante aplicaba la filosofía del “buen ladrillero” a su vida, es decir, comprar terrenos llenos de piedras, pedruscos, de cantos gruesos, rodearse de los eufemísticamente llamados “Vips”como  Boyer, Tapias, Cortina, ponerle un cartel bien grande de ‘se vende’ y a partir de ahí llenar la bolsa. Eso mismo intentó en la Fórmula 1, con los resultados de todos conocidos. 




Y sobre un muy acertado artículo de David Rubia (2) sobre el final de HRT, destacaría que según su opinión y creo que coincide con el resto de los “hacherreteros”, analizando la historia del equipo: 

El principal y casi único problema del equipo se centró en la administración del mismo, que no ha sabido en ningún momento dar el enfoque correcto al equipo, ya fuese cuando se llamaba Campos Meta, cuando después se llamó Hispania y finalmente en esta etapa en la que se ha conocido a la escudería como HRT F1. Los responsables del proyecto no han tenido en mente nunca lo que significa estar en la Fórmula 1, probablemente tampoco han tenido la suficiente pasión que es necesaria y casi seguro han menospreciado los esfuerzos que son necesarios para mantenerse en una categoría como la F1 año tras año. Sobre todo cuando tienes pocos o nulos apoyos“. 
Valencia 2010.
Cuando hablo de responsables del proyecto me refiero estrictamente a los encargados de hacer funcionar económicamente al equipo, ya que son en primera instancia de buscar las castañas para obtener recursos con los que el resto del equipo pueda hacer su labor. Además decir que un equipo en la máxima categoría de los monoplazas a nivel planetario”, no es desde luego algo con lo que jugar, con lo que buscar hacer negocio nada más llegar y encima con un dueño que es un banco con graves problemas de solvencia. 

Por último el artículo dice: “En ese tiempo la estrategia de marketing que ha tenido HRT ha sido poco menos que desafortunada“, yo diría que NULA, “logrando pocos éxitos y dejando caer poco a poco al equipo por el precipicio, no siendo capaces de encontrar recursos suficientes. Y es que sin esos recursos, el equipo técnico, aquellos que se han desplazado por todo el mundo durante el campeonato, han hecho cosas increíbles. No por ser más rápidos que otros equipos, sino por ser capaces de poner un monoplaza en el circuito cuando las cosas eran complicadas. Y siendo capaces de cumplir su cometido llegando a la última carrera del año, cuando ya sabían que muy probablemente ya tenían preparadas las cartas de despido […] Pero a pesar de todo esto, hay que agradecerles el intento, las ganas, valentía y todo lo que ha supuesto entrar en esa aventura, por muy equivocados que estuviesen o muy difusa fuese la idea de la Fórmula 1 en su cabeza. Esta etapa ha servido primero para tener el primer equipo español en la máxima competición del motor, y segundo, tener un referente de cómo se han de hacer las cosas y mucho más, de cómo no se deben hacer”.
F110, F111 y F112. Montaje; sammas
Senna, debut 2010

© Sammas

Canadá 2011. “Best race”, 13º puesto final. HRT. Foto; motioncompany

(1)  http://www.elconfidencial.com/caza-mayor/carabante-f1-constructor-hispania20110108-6833.html 
(2)  http://f1actual.com/2012/12/hrt-fracaso-despachos


Ver también:

“De patrocinios y patrocinadores españoles”
“Patrocinadores españoles en la F1”
“Carta de navidad para Amancio Ortega”

http://samgp225.blogspot.com.es/2013/12/por-tener-quizas-de-nuevo-un-spanish-f1.html


“Argo se muere en el alma”

“Hacherreteros Forever”
“Aclarando que es gerundio”
“Always Spanish F1”
“Quién era el verdadero dueño de HRT F1”
“Y todo acabó de repente. Esperamos que solo fuese un sueño”

 

Fotos: resto no especificadas, Google. 



Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s